Seleccionar página
Neuromarketing

Neuromarketing: ¿Cuánto afecta a tus compras?

8 de julio de 2021
HelloLead

Recientemente Google ha publicado un estudio sobre la primera impresión de los sitios web. Según este estudio, el subconsciente es el responsable de hasta un 95% del proceso de compra de un producto. Ni más ni menos que un 95%, es decir, que prácticamente todas las personas decidimos que producto concreto comprar a través de las sensaciones que la marca, la web, las imágenes, etc. nos generan. Entra en juego el concepto de «neuromarketing»

Sabiendo esto, es el momento de plantearse cómo conseguir que este subconsciente se ponga de nuestra parte. La forma de lograrlo es mediante el neuromarketing. Este tipo de marketing utiliza las reacciones de nuestro cerebro a determinados estímulos para marcar cuales son las acciones y elementos que más influencia tiene en nuestro proceso de compra. 

Podemos trazar estrategias basándonos en este sistema. Esto nos ayudará a posicionarnos en el mercado online o aumentar nuestras ventas. Para ello deberemos tener en cuenta elementos como el diseño de nuestro sitio web, las imágenes y el texto, el envío de nuestros productos o las emociones que nuestra marca genera.

El diseño para neuromarketing

El diseño de tu sitio web es una de las cosas que más afectan a nivel subconsciente a tus ventas. En realidad, a nivel subconsciente y consciente. Un diseño desagradable, poco cuidado o incorrecto realmente provoca repulsión. Por muy bueno que sea tu producto, un mal diseño genera desconfianza a tus clientes, ya que tener un sitio web descuidado es señal de poca fiabilidad.

A nivel subconsciente, una de las cosas que más nos afectan sin darnos cuenta son los colores. Para el comercio online, los colores claros son los reyes. Es cierto que está de moda utilizar colores oscuros, y en determinados casos funcionan, pero analizándolo desde el punto de vista neurológico, los colores claros tienen una mayor aceptación, sobre todo el blanco, ya que transmite confianza.

Otro elemento para tener en cuenta en neuromarketing son las imágenes. Por supuesto debes usar imágenes de calidad y con aspecto profesional. Una fotografía mal hecha, sin calidad, borrosa, etc. genera muchísima desconfianza y genera en nuestra mente el pensamiento de que ese es un mal producto. Elige imágenes buenas, donde se vea bien el producto y que no tengan fondo. 

El texto y su reclación con el subconsciente

Simplifica, que tus textos no cansen. Inconscientemente si vemos que nos resulta desagradable, nuestro cerebro no querrá leerlo. Preferimos invertir ese tiempo en buscar otro producto con un texto más adecuado. Evita usar textos demasiado largos, mal estructurados o poco estéticos. El texto además de aportar información sirve para apoyar a la imagen, pero si lo hacemos mal tendrá el efecto contrario.

El texto debe describir bien el producto, pero asegúrate de hacerlo de forma breve clara y sencilla. Añade además una lista con las características ya que es muy visual y nuestro subconsciente agradecerá poder recibir toda la información sin esfuerzo. Por supuesto, utiliza las normas de escritura adecuadas, no cometas faltas de ortografía, ajusta el tamaño de las letras, la separación entre líneas, etc. El formato es esencial en neuromarketing.

 

Fomentar la conexión neuronal con el envío 

Una de las primeras preocupaciones de los clientes que generó el comercio online fue el método de pago. Hoy en día, esta preocupación no ha desaparecido, pero se ha visto relegada al segundo puesto. En la cabeza de la lista de preocupaciones de los clientes se encuentran los envíos y las devoluciones.

Deja claro cuál es tu política respecto a este tema, así como el funcionamiento de los envíos en tu empresa. Quiero decir, que se refleje claramente cómo devolver el producto si fuera necesario, cuando le va a llegar el envío a tus clientes, a través de qué empresa de mensajería, como pueden hacer el seguimiento del paquete, etc. Es importante a la hora de generar seguridad.

Para realizar una buena estrategia de neuromarketing, también es muy importante el envoltorio. Muchas empresas no prestan atención a esto, consideran que una vez realizada la venta lo que suceda después no tiene importancia. ¡Grave error! El envoltorio es muy importante porque ayuda, y mucho, a la fidelización del cliente. No es lo mismo recibir una caja de cartón fea y magullada por el viaje que una con color, textura y bien decorada.

En cuanto al contenido del paquete trata de hacerlo bien. Es importante que apeles los sentidos y sensaciones de tus clientes. Por ejemplo, puedes informar de que los materiales con los que se ha elaborado la caja son sostenibles, añadir algún tipo de cupón de descuento, una etiqueta personalizada agradeciendo a tu cliente su compra, algún elemento que aporte un olor agradable, y todo lo que se te ocurra.

 

Las emociones como clave del neuromarketing

A nivel subconsciente ciertos elementos como imágenes, sonidos, texturas, olores o sabores despierta en nosotros unos sentimientos concretos. Tu marca debe estar asociada a sentimientos. Por ejemplo, ¿no sentís nostalgia y amor cuando oléis el olor de casa de vuestros abuelos? ¿O cuando veis un juguete con el que jugabais de pequeños? Pues exactamente eso es lo que tenemos que conseguir con nuestra marca.

He de reconocer que esto no es fácil, de hecho, es el punto más complicado. Requiere más imaginación que todo lo que hemos comentado hasta ahora. En cuanto a los anteriores, existen ciertos parámetros que nos pueden ayudar a generar aquello que va a fomentar nuestras ventas, pero en cuanto a este, tenemos que ser más creativos.

En este caso un buen marketing es fundamental. Para conseguirlo debes realizar campañas publicitarias que transmitan la identidad de la empresa, sus valores y las sensaciones o emociones que tus clientes van a conseguir si te compran. Veamos tres ejemplos en función de cada uno de ellos.

  • Identidad: para transmitir la identidad de la empresa, podemos ver el caso de la marca Apple. Específicamente su eslogan “Piensa diferente”. Este eslogan es fácilmente reconocible y resume a la perfección la imagen que la empresa quiere dar de sí misma. Es toda una declaración de intenciones.
  • Valores: para transmitir valores veremos el caso de Netflix. Esta empresa es famosa por su publicidad transgresora y comprometida. Utiliza estos valores para atraer la atención y la fidelidad de un público concreto, aquel que se identifica con estas características, un target transgresor, progresista y con preocupaciones sociales.
  • Sensaciones y emociones: para ejemplificar la trasmisión de sensaciones y emociones vamos a pensar en los anuncios de la marca Goiko. Es habitual en los anuncios de esta marca que den mucho protagonismo a sus productos, con gente comiendo sus hamburguesas. Transmiten por una parte la sensación placentera de comer sus productos y la emoción de disfrutar con seres queridos.

¿Y tú, habías pensado alguna vez en esto? ¿al comparar dos marcas prestas atención a los colores, los textos o las emociones que te generan o realizas tus compras en base a datos relacionales? ¡Queremos saber tu opinión! Déjanos tu respuesta o tus dudas en la sección de comentarios y te contestaremos enseguida.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Idiomas
Abrir chat