Sin categoría

Páginas web que realmente venden

Las mejores prácticas para redacción de sitios web, estructura y posicionamiento

Las personas leen palabras online de manera diferente que cuando lo hacen con materiales impresos. Por ejemplo, en lugar de leer de izquierda a derecha y línea por línea, los usuarios del sitio web escanean la página buscando frases o palabras clave que llamen su atención. Por lo general, su visión se mueve en forma de zig-zag, ¡así que guíalos de esa manera!

De hecho, un estudio en línea realizado por Jakob Nielson hace algunos años, pero sigue siendo cierto sobre el comportamiento de lectura, encontró que, en promedio, los usuarios de la web leen solo el 28% de las palabras en una página.

Estudios recientes muestran que la capacidad de atención se ha reducido a 8 segundos; este es el tiempo a disposición para captar el interés de tu visitante y evitar que cierre tu sitio web.

Por lo tanto, para crear una página web realmente vendedora que no solo diga lo mejor de tu producto, sino que también convenza a un cliente potencial de COMPRAR, te sugerimos los siguientes pasos:

 

Estructura

¿Qué vendes? ¿Por qué lo necesita tu visitante? ¿Qué problemas resuelve? ¿Qué espera tu comprador objetivo?

Comienza con el contenido que sea más relevante para tu audiencia, luego brinda detalles adicionales. En periodismo, esta técnica se conoce como una pirámide de Maslow invertida.

Respalda tu información de texto con imágenes visuales: incluso los gráficos e iconos más simples ayudarán al usuario a recordar lo que le vio. Busca más metáforas, como hicimos con ValiData y el tablero de dardos. E intenta ponerlos en el orden escalonado (¿recuerdas el patrón de zig-zag?).

Manten tus párrafos cortos o divide los largos en dos. Esto ayuda a digerir la información y a centrarse en los hitos: palabras clave y titulares. No hay titulares? Invéntate algunos!

 

Ve directo al grano

No juegues como si no tuvieras nada que decir. Tendrás mucho tiempo y espacio (¡Por dios!, esos servidores tienen almacenamiento ilimitado) para expresar y mostrar en tu blog o redes sociales, pero la página «Inicio» tiene que estar escupiendo funcionalidad a la cara del visitante.

¿No logras explicar tu producto/servicio en tres frases? ¿Cómo puedes esperar que tu cliente potencial lo entienda en 8 segundos? ¿O lo comprenda en absoluto?

Algunas palabras para evitar incluyen: nueva generación, flexible, sólido, escalable, fácil de usar, de vanguardia, innovador, la mejor de su tipo, misión crítica… Esas son todas las palabras que han sido utilizadas por cientos si no miles de empresas y no hará que tu contenido sea más atractivo.

 

Diseño

La experiencia del usuario depende de ello. ¿Tu interfaz de página es fácil de usar? ¿O te duele la cabeza tratando de encontrar una lista de precios o tu información de contacto?

Elige un diseño que tu audiencia pueda asociar a tu producto. Los artículos biológicos tienden a utilizar el verde, las soluciones de IT suelen ser azules, mientras que las empresas comerciales abstractas (comercio o marketing) prefieren el esquema de color negro y rojo.

 

Detalles

En primer lugar, la ortografía. Google, las herramientas de WordPress o el corrector de Microsoft Word están allí para ayudarte si no tiene un presupuesto para un redactor/editor. Estos detalles respaldan tu credibilidad, no los subestimes.

Luego, comprueba si hay pequeñas cosas de diseño, como si un icono de chat de soporte oculta el botón del Acuerdo de Política de Cookies, por ejemplo. Esto es molesto y poco profesional.

 

Lado técnico

Versión móvil. No estamos aquí para decir lo obvio sobre qué hacer, te contamos el cómo. Divide tu contenido en segmentos. Entonces será MUCHO más fácil reorganizar y adaptar cualquier diseño a una nueva escala de dimensiones. Haz que tu página sea flexible agregando imágenes, titulares, subtítulos, resúmenes, citas, botones … Bueno, cuanto más pequeñas sean las piezas, mejor.

Entonces, por favor, no robes esos preciosos segundos que tienes. 8, 7, 6, 5 … Y todo lo que ve tu visitante es la barra de carga de tu página. Hay muchas herramientas y complementos que optimizan la velocidad de tu sitio web.

Asegúrate de insertar palabras clave en copias y metadatos en tu CSS. Google ha logrado mitigar, penalizar y, en algunos casos, incluso incluir en la lista negra los sitios web que implementan tácticas de SEO «Black Hat». Técnicas como «texto oculto» (texto blanco sobre fondo blanco), «encubrimiento» (que muestra contenido diferente para Googlebot versus usuarios reales) y «enlaces de spam» (comprar de cientos de enlaces de sitios web de baja calidad) solían funcionar, hasta cierto punto. Ya no tanto.

Para lograr los objetivos finales de una estrategia de contenido web, se deben considerar los detalles más finos. La voz y el tono fortalecen la imagen de marca, mientras que nuestros procesos construyen una identidad sólida. Mantén el lenguaje claro y conciso y te darás cuenta que los usuarios y los motores de búsqueda te recompensarán por ello. Usa un sombrero blanco. Estructura el contenido de forma correcta y envuélvelo en metadatos y prepararás el camino a una experiencia más rica. Encuentra una manera para que tus usuarios compartan sus historias contigo y habrás alcanzado con éxito una sólida base de estrategia de contenido en línea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.